domingo, 4 de diciembre de 2016

Portavelas navideño en menos de 10 minutos

Hoy os traigo las instrucciones para realizar un portavelas de Navidad con muy bajo presupuesto que puede hacerse en menos de 10 minutos. ¡Impresionante! ¿Verdad?

Después del tutorial, os incluyo algunos consejos que mejorarán el resultado.


Materiales que necesitas

- Un bote o tarro transparente. Yo he usado un bote de plástico fuerte que contenía conguitos
- Pasta de dientes blanca
- Una esponjita o bastoncillo aplicador como el de la fotografía inferior
- Celo o cinta de carrocero
- Una velita artificial. Compré un pack de dos en la tienda Hema a muy buen precio
- Opcional: purpurina. En Zakka venden 6 botecitos a un euro. He usado uno de ellos


Paso a paso

Primero, limpia con cuidado tu vaso o tarro y quítale cualquier resto que pueda impedirte pintar sobre él.
Segundo, utiliza celo o cinta de carrocero para pegarlo sobre el bote creando algún patrón de tu gusto.
Tercero, aplica sobre el vaso pequeñas cantidades de pasta de dientes. Ayúdate de una esponja. Si quieres, mezcla la pasta con un poco de purpurina.
Cuarto, deja secar. Solo lleva unos minutos.
Quinto, retira con cuidado la cinta que has puesto en el tercer paso.






 Resultado

Verás que tienes un vasito perfectamente decorado con un estilo muy navideño en el que podrás introducir una pequeña vela artifical para evitar situaciones de riesgo.


Recomendaciones y sugerencias

El portavelas que yo he creado está bastante bien pero, después de mi propia experiencia, te cuento algunos trucos que creo que mejorarán tu portavelas:

- Yo he utilizado cinta de celo tradicional, pero sería mucho más útil trabajar con cinta de carrocero para ver bien el patrón que estás dibujando.
- Además, la cinta de carrocero te permite recortarla con formas navideñas: bolitas de nieve, estrellas, etc.
- Si la superficie sobre la que vas a pintar es bastante grande, te aconsejo el uso de una esponjita. El aplicador que yo he utilizado es demasiado pequeño y su aplicación se hace un poco lenta.
- Si no quieres aplicar purpurina, no lo hagas. En realidad, solo con la pasta de dientes, el resultado es bastante sugerente. Verás que después de todo el proceso, la purpurina no destaca tanto, así que, en mi opinión, es prescindible.
- Por último, si encuentras una velita como la que yo he usado, pero totalmente blanca, creo que el resultado será aún más bonito.


¿Te ha gustado este tutorial? Agradezco tus comentarios.

Aprovecho para recordarte otros posts navideños que han sido publicados en este blog:
Árboles de Navidad caseros y Decorar la Navidad