lunes, 25 de junio de 2018

Transformación de una silla

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pues creo que aquí tenéis una explicación visual de cómo elaborar un gran cambio en un mueble viejo.

En este caso se trata de una silla de madera cuyo asiento estaba forrado y relleno de un material que no había visto antes y que era algo parecido a paja.

Aunque no se trata de una silla que haya sido diseñada para ser tapizada, me gustaba la idea de tapizarla de nuevo usando un relleno de gomaespuma y guata, dándole más volumen para que la silla reulste más cómoda. En Youtube hay muchos tutoriales donde podéis ver cómo hacerlo. Eso sí, si se trata de una silla como esta, cuyo asiento no es desmontable habrá que pensar previamente muy bien cómo hacerlo. Yo os aconsejo que tengáis a mano una buena grapadora para tapizar y una pistola de encolar.

La silla está pintada con varias manos de pintura acrílica de color blanco puro y posteriormente ha sido protegida con barniz transparente satinado. Ha sido tapizada con loneta de exteriores con un dibujo muy veraniego y finalmente se le ha añadido un detalle de mampostería a contraste.

¿Qué os parece el resultado? ¿No parece un mueble nuevo?









No hay comentarios: