domingo, 4 de diciembre de 2016

Portavelas navideño en menos de 10 minutos

Hoy os traigo las instrucciones para realizar un portavelas de Navidad con muy bajo presupuesto que puede hacerse en menos de 10 minutos. ¡Impresionante! ¿Verdad?

Después del tutorial, os incluyo algunos consejos que mejorarán el resultado.


Materiales que necesitas

- Un bote o tarro transparente. Yo he usado un bote de plástico fuerte que contenía conguitos
- Pasta de dientes blanca
- Una esponjita o bastoncillo aplicador como el de la fotografía inferior
- Celo o cinta de carrocero
- Una velita artificial. Compré un pack de dos en la tienda Hema a muy buen precio
- Opcional: purpurina. En Zakka venden 6 botecitos a un euro. He usado uno de ellos


Paso a paso

Primero, limpia con cuidado tu vaso o tarro y quítale cualquier resto que pueda impedirte pintar sobre él.
Segundo, utiliza celo o cinta de carrocero para pegarlo sobre el bote creando algún patrón de tu gusto.
Tercero, aplica sobre el vaso pequeñas cantidades de pasta de dientes. Ayúdate de una esponja. Si quieres, mezcla la pasta con un poco de purpurina.
Cuarto, deja secar. Solo lleva unos minutos.
Quinto, retira con cuidado la cinta que has puesto en el tercer paso.






 Resultado

Verás que tienes un vasito perfectamente decorado con un estilo muy navideño en el que podrás introducir una pequeña vela artifical para evitar situaciones de riesgo.


Recomendaciones y sugerencias

El portavelas que yo he creado está bastante bien pero, después de mi propia experiencia, te cuento algunos trucos que creo que mejorarán tu portavelas:

- Yo he utilizado cinta de celo tradicional, pero sería mucho más útil trabajar con cinta de carrocero para ver bien el patrón que estás dibujando.
- Además, la cinta de carrocero te permite recortarla con formas navideñas: bolitas de nieve, estrellas, etc.
- Si la superficie sobre la que vas a pintar es bastante grande, te aconsejo el uso de una esponjita. El aplicador que yo he utilizado es demasiado pequeño y su aplicación se hace un poco lenta.
- Si no quieres aplicar purpurina, no lo hagas. En realidad, solo con la pasta de dientes, el resultado es bastante sugerente. Verás que después de todo el proceso, la purpurina no destaca tanto, así que, en mi opinión, es prescindible.
- Por último, si encuentras una velita como la que yo he usado, pero totalmente blanca, creo que el resultado será aún más bonito.


¿Te ha gustado este tutorial? Agradezco tus comentarios.

Aprovecho para recordarte otros posts navideños que han sido publicados en este blog:
Árboles de Navidad caseros y Decorar la Navidad


martes, 11 de octubre de 2016

The Hobby Maker

Hoy vengo a hablaros de The Hobby Maker, una página web de cursos. Me ha parecido muy interesante comentaros su descubrimiento.



The Hobby Maker es una página donde se promocionan cursos de manualidades, cocina, costura, etc. Los cursos pueden ser presenciales (en diferentes ciudades españolas), online largos o, lo que ellos llaman, online flash.

En su buscador, puedes introducir tus preferencias y localizar cursos de tu interés. Por ejemplo, si buscas un curso presencial en Madrid de manualidades, puedes encontrar un amplio listado con talleres para aprender a hacer alpargatas, diademas de flores, bolsos con sacos de café y muchas otras cosas interesantes.



Aprovecho para comentar que yo he conocido esta web gracias a la ilustradora Mi Clo, de quien soy una gran seguidora. Me llegó un email de ella promocionando sus clases de acuarela y gracias a su correo llegué hasta esta interesante plataforma.

Por cierto, yo estoy pensándome lo de apuntarme a su curso. Comienza en octubre pero se puede iniciar en cualquier momento. 

domingo, 11 de septiembre de 2016

Trabaja tu creatividad 1. Cómo empezar a realizar proyectos creativos

Este artículo va  a ser muy distinto a los que habitualmente publico por aquí pero creo que va a ser de mucha utilidad y, sin duda, tiene mucho que ver con el propósito de este blog. Os cuento...

A menudo, cuando alguna de mis amigas ve alguno de los proyectos que he realizado, normalmente prácticos pero también bonitos, me comenta cosas como: "yo no tengo tanta imaginación" o "pero ¿cómo se te ha ocurrido esto?".

Lo curioso es que muchas veces estamos hablando de proyectos sencillos, de bajo presupuesto y con una inversión de tiempo muy baja. Así que, siempre que se me presentan estas situaciones, me pregunto qué le frena a una persona a ponerse a hacer algo que le encanta como: manualidades, bricolaje, confección, etc.

Al final llego a la siguiente conclusión: aunque creo que hay personas más creativas que otras, también me parece que las personas que desarrollan su creatividad de una forma más compleja, han trabajado mucho para llegar a ese punto. La creatividad no es algo que se dé sin un trabajo previo.

Ten en cuenta que, cuando hablo de creatividad, hablo de algo novedoso, algo que transforma ideas previas, que le da una vuelta a lo que conocíamos, que presenta algo que no se había hecho antes. Porque, no nos engañemos, seguir un tutorial para coser un bolso cambiando el tipo de tela y los botones es totalmente legítimo (aquí no paramos de hacer ese tipo de propuestas) pero eso no es ser creativo por muy bien que emplees la técnica y muy bonito que te quede el bolso. ;-)

Pero lo que sí es cierto es que andando se hace camino y a medida que vamos aprendiendo técnicas, recreando proyectos ajenos e incorporando más y más ideas a nuestro "disco duro", más fácil le resulta a él solito empezar a trabajar haciendo cosas nuevas. :-)

Así que, uno de los primeros pasos a dar para ser una persona creativa es ponerse a trabajar. Para empezar, puedes copiar o reproducir proyectos de tu gusto que encuentres en Internet. En este mismo blog hemos publicado tutoriales propios y ajenos.

Pero antes de ponerte a trabajar, quiero darte una primera pauta: siempre, plantéate si puedes transformar el proyecto que vas a realizar. Algunas preguntas útiles pueden ser:

- ¿Puedo cambiar el material?
- ¿Puedo cambiar la forma, el tamaño, el color?
- ¿Podría eliminar o añadir algo?
- ¿Podría darle un uso diferente?

Es importante que siempre te plantees cómo afectará cualquier cambio que realices al resultado final. ¡Anticípate siempre que puedas!, pero si no estas segura, prueba y pruena. Es una muy buena forma de aprender.

Y ahora, ¿por dónde empezamos? Pues solo tienes que elegir un proyecto. ¿Sabes qué es lo que quieres hacer? o ¿sabes con qué material quieres trabajar?

Si lo tienes claro, puedes buscar en Google con las palabras clave, por ejemplo: proyectos con flores de fieltro, realizar una caja de madera, cómo hacer un ambientador casero, etc.

También, puedes localizar blogs o canales de Youtube dedicados exclusivamente a la presentación de tutoriales e instrucciones para realizar manualidades. Aquí mismo tienes el nuestro: Terapiarte. Puedes buscar en la cajita de arriba a la derecha.

Si por último, quieres hacer algo pero no sabes qué, te aconsejo que entres en Pinterest, Flickr, etc. y realices alguna consulta general: proyectos diy, manualides, actividad plástica, etc. Mira, mira y mira y seguro que en algún momento encontrarás inspiración.

Pronto, más pautas para trabajar tu creatividad...